Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando en esta página o haces click en la página,
consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.
  
5788
¿Por qué?
¿Mi clave?
  LOGIN  
Web/Blog y Red Social de
F. ALBERTO FERRER

Contactos
Patrocinadores


Creador de eventos


Suscriptores


Mis contactos



Patrocinadores
Insertar o modificar un articulo
NOTICIAS y ARTICULOS


F. Alberto Ferrer
Ejido España
Actualizar perfil

Qué hacer con la basura tecnológica
Fecha: 07-02-2018 - 00h00   Modif.: 07-02-2018 - 11h15




Uno de los aspectos más complicados a la hora de gestionar este tipo de residuos es qué hacer con la basura tecnológica ya que, debido precisamente a la presencia de este tipo de metales pesados, no se pueden desechar en el cubo de la basura tradicional. 

Telf: (00) 639350250
Enviar mensaje instantáneo


Publicado por: F. Alberto Ferrer
Fuentes y autores: Enrique Arriols

Uno de los problemas más importantes a los que tenemos que hacer frente debido al altísimo coste ecológico y social que tiene es la basura tecnológica o RAEE (Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos). Este tipo de basura es especialmente contaminante debido a que incluye una gran cantidad de metales pesados muy contaminantes y extremadamente tóxicos para la salud.
Uno de los aspectos más complicados a la hora de gestionar este tipo de residuos es qué hacer con la basura tecnológica ya que, debido precisamente a la presencia de este tipo de metales pesados, no se pueden desechar en el cubo de la basura tradicional. Si quieres saber un poco más sobre este tipo de basura, sus consecuencias y qué soluciones existen para contrarrestar sus efecto ambientales sigue leyendo Ecología Verde en el que te lo contamos.
Basura tecnológica: definición
 
  De todos los bienes que produce la sociedad de consumo actual, uno de los más dañinos debido a su toxicidad y a la gran cantidad de residuos que se generan anualmente es la denominada basura tecnológica. Este tipo de basura hace referencia a los equipos electrónicos y eléctricos que han quedado en desuso. Por lo general, se entiende que está referido a aparatos como los teléfonos móviles y los ordenadores.
 
 
No obstante, en realidad, se considera basura tecnológica todo aquel residuo que, para funcionar durante su período de vida útil, haya necesitado usar electricidad, ya sea desde una batería o una toma eléctrica. De este modo, algunos ejemplos de lo que se considera como basura eléctrica son:

  • Los móviles.
  • Los ordenadores.
  • Los frigoríficos.
  • Las lavadoras.
  • Los televisores.
  • Pequeños electrodomésticos.
  • Pantallas.
  • Equipos informáticos de cualquier tipo.
  • Paneles fotovoltaicos.
  • Lámparas LED.
  • Luminarias profesionales.
  • Juguetes electrónicos.

Como se puede ver, se trata de una cantidad de residuos muy amplia, ya que, actualmente, una gran parte de la basura que se produce, especialmente en los países desarrollados, es basura de esta naturaleza.
¿Qué peligros conlleva la basura tecnológica?El gran problema que se deriva de la basura tecnología surge a partir de los metales pesados que contiene. Se trata de equipos que incluyen mercurio, plomo, cromo y cadmio en la mayoría de los casos, además de muchos otros metales en diferentes proporciones. Estos metales son especialmente tóxicos, y una intoxicación causada por los mismos, por pequeña que sea, puede conllevar enfermedades del sistema nervioso, respiratorio, cardiovascular, así como enfermedades asociadas a los riñones y a al sistema reproductivo que afectarán al paciente durante toda su vida.
Así mismo, cuando estos metales se liberan en el medio ambiente, el efecto de su contaminación afecta tanto al aire (cuando la basura tecnológica se quema y produce humo tóxico) como a la tierra y al agua, llegando a convertirse en un problema realmente acuciante en los lugares donde se almacena este tipo de basura electrónica en forma de vertederos tecnológicos.
Además, otro de los problemas que presenta la basura tecnológica es la rapidez con la que aumenta en los últimos años. Esto se debe al efecto de la obsolescencia. Esta obsolescencia puede ser de dos tipos:

  • Puede venir programada de fábrica por parte de los fabricantes, quienes consiguen de este modo que el comprador tenga que volver a comprar otro producto como te lo explicamos en el siguiente artículo sobre la obsolescencia programada.
  • Así como de los propios usuarios, que se deshacen de sus equipos tecnológicos cuando todavía están en buenas condiciones únicamente con el objetivo de comprar un equipo más nuevo y más novedoso. Esto tiene un efecto terrible, ya que se trata de residuos muy contaminantes y que no se pueden gestionar correctamente debido, en parte, a la rapidez con la que se acumulan.

¿Qué hacer con la basura tecnológica?Existen una serie de soluciones para contrarrestar el efecto de la basura tecnológica y, a pesar de que se trata de un tipo de residuo que requiere un tratamiento muy concreto, la buena noticia es que la principal capacidad de acción para contrarrestar su efecto la tiene el propio usuario, lo que, a diferencia de lo que ocurre otras ocasiones con la contaminación, le da un poder excepcional a la hora de revertir el efecto de la basura tecnológica. Para ello, lo más importante es evitar que la basura tecnológica se acumule, es decir, reducir su cantidad. Y, cuando finalmente se produzca, gestionarla de forma correcta.
Reduce tu consumo de tecnologíaEs muy sencillo, pero la mayoría de la gente no lo hace. Los productos electrónicos son indispensables en nuestro día a día. Sin embargo, esto no implica que necesitemos comprar uno nuevo solo por el hecho de que, precisamente, sea nuevo. Si pensamos en las compras que se hacen de teléfonos móviles u ordenadores, en el 90% de las veces, se trata de compras motivadas por moda y vanidad, no por necesidad. La lección es clara, no necesitas el teléfono de último modelo, así que no lo compres. Aprovecha el que tienes hasta que realmente deje de funcionar. Haz lo mismo con todos los aparatos eléctricos que tengas. Además de reducir la contaminación que generas, ahorrarás bastante dinero.
Arreglar antes que comprarPor otro lado, una forma de reducir la basura tecnológica pasa por arreglar los equipos cuando se estropean en lugar de adquirir otros nuevos. Actualmente, suele decirse que es que “sale más rentable comprar uno nuevo que arreglar el viejo”. Esto no siempre es así, de hecho, se trata de una frase repetida especialmente por los fabricantes, que son a quienes más les interesa que compres su nuevo producto. Además, aunque en algunos casos puede salir “rentable” desde una perspectiva meramente monetaria, al planeta no le renta en absoluto que no lo arregles. Así que, sé responsable, y arregla antes de comprar.
Compra de segunda manoPuede que a muchos ni se les haya pasado por la cabeza, pero existe un mercado de segunda mano que funciona perfectamente en lo que a equipos electrónicos y tecnología se refiere. Puedes hacerlo a través de plataformas de economía colaborativa dedicadas al mercado de segunda mano, o en tiendas especializadas en ello. En el caso de las tiendas, además, tienes la certeza de que tienes una garantía de compra. De hecho, los productos tecnológicos que venden suelen ser los que se denominan como “reacondicionados”. Un producto tecnológico reacondicionado es un equipo que se ha puesto a punto y se ha preparado para la venta al público. Se trata de un producto de segunda mano, pero al que se le ha hecho un lavado exterior e interior (se formatea el software y se instala uno nuevo) para que el usuario disfrute de un producto de segunda mano que, en realidad, es tan bueno como si fuera de primera.
Llevarlo a un punto limpioFinalmente, cuando el producto tecnológico sea realmente basura tecnológica de verdad porque haya terminado su vida útil, lo correcto será deshacerse de él llevándolo a un punto limpio, que es el lugar donde los ciudadanos de a pie deben llevar este tipo de productos para asegurarse de que son tratados de la forma correcta y segura que necesitan. Desde el punto limpio, la basura tecnológica será transportada a una planta de tratamiento adecuada a este tipo de residuo. Esto significa que será procesado en condiciones de seguridad que permitan separar cada uno de los materiales para reciclarlos, dándoles una nueva vida y evitando que contaminen el medio ambiente o que intoxiquen a las personas que los manipulen.



Enlace INTERNO a copiar:
Enlace EXTERNO a copiar:
Comentarios
Para envia un comentario, registrate.


Envía tu comentario



Articulos registrados : 1





Qué hacer con la basura tecnológica
Publicador por: F. Alberto Ferrer
Fuentes y autores: Enrique Arriols
Ref. : Uno de los aspectos más complicados a la hora de gestionar este tipo de residuos es qué hacer con la basura tecnológica ya que, debido precisamente a la presencia de este tipo de metales pesados, no se pueden desechar en el cubo de la basura tradicional.     -     Fecha: 07-02-2018
Seguir leyendo


Enlace INTERNO a copiar:
Enlace EXTERNO a copiar:


F. Alberto Ferrer
Tel: (00) 34 - 639350250
Email: angosto13@yahoo.es
Poblacion: Ejido
Mi Web/Blog
- Mis imagenes
- Mis eventos
- Mis articulos
- Mi comunidad
- Mis enlaces
- Mi codigo QR
- Mi curriculum
- Registro de contactos
- Contactar
Textos legales
Servicios
- Ayuda
- Booking
- Guia de usuarios
- Foro global
- Inmobiliaria



Visitas totales: 29431 | Visitas de hoy: 33


    Abrir una cuenta



    Ya tengo una cuenta
   Si ya tienes una cuenta, introduce tu email y contraseña. de usuario WorldofGalina
   Email usuario
   Contraseña
   Si has olvidado tu contraseña indica solo tu email y pincha login.
   Recibirás tu contraseña en tu cuenta de correo